Blog Logo

Javi


4 minutos de lectura

Hay dos cosas que recomendaría a todo el mundo que tuviera que escribir frecuentemente en un ordenador:

  1. Aprender mecanografía.
  2. Aprender markdown.

Yo aprendí mecanografía con 18 o 19 años… cuando empecé con memorias, prácticas y otros trabajos universitarios. Markdown lo aprendí hace poco, con 34 años, y creo que no he aprendido nada que me ayude a ganar tanto tiempo en mi día a día entre medias. Markdown te permite confeccionar un documento con títulos, negritas, cursivas, listas, listas numéricas, tablas, citas, hipervínculos,… sin levantar las manos del teclado para ir al trackpad (o al ratón, el que lo use ;-P).

Principalmente lo utilizo en cuatro escenarios.

  1. En el trabajo. Los documentos funcionales, inventarios, y otros documentos que haría con un procesador de texto los hago en markdown.
  2. En este blog. Todas las entradas de este blog están escritas en markdown.
  3. En los proyectos de desarrollo caseros. Intento siempre tener un readme.md tanto si voy a colgar el proyecto en Github como si no.
  4. En mis notas. Cualquier nota, Tanto si es para acordarme de como se hace un enlace simbólico como si es para tener un inventario de cuentas y tarjetas las escribo en markdown.

Desde mi punto de vista, para utilizar markdown solo necesitas dos cosas: un editor de texto y un programa que transforme markdown en formato enriquecido para ver cual será el resultado final.

En el trabajo, donde tengo que lidiar con Windows, uso MarkdownPad, un programa que tiene dos ventanas: una para escribir en markdown y otra para visualizar lo que estas escribiendo en formato enriquecido.

En casa tengo algo más de lío. Inicialmente, todo lo hacía con Sublime Text. Cuando empece a preocuparme por previsualizar los documentos descubrí Mou, un programa muy semejante a MarkdownPad pero para Mac. Con Mou me empece a interesar por la previsualización y así es como descubrí Marked, un programa dedicado a la previsualización de documentos en markdown y con utilidades para la exportación a HTML, RTF, pdf, etc.

Siguiendo el rastro a Marked, descubrí que su desarrollador también tenía un programita para escribir en markdown basado en Notational Velocity (un programa del que había oído maravillas en 85% Cocoa): nvALT. La integración de nvALT con Marked fue lo que me animó a probarlo. nvALT trae su propio visualizador (bastante bueno y configurable, por cierto) pero yo prefiero usar Marked (no solo porque lo haya comprado, es que es realmente bueno).

Cualquiera que me conozca sabrá que no me canso de probar herramientas y aunque la combinación nvALT + Marked sigue siendo para mi la mejor, ahora estoy usando también iA Writer. Aunque iA Writer tiene su propio visualizador (nvALT también tiene el suyo), con automator y preferencias de teclado se puede hacer que el documento se previsualice en Marked (algo que, como ya he dejado claro antes, para mi es imprescindible).

Tanto las notas, como las entradas del blog, son documentos que quiero tener disponibles cuando estoy en casa y también en el iPhone y en el iPad. Si tienes iA Writer para iOS y para Mac puedes beneficiarte de la sincronización con iCloud aunque existiendo Dropbox y los enlaces simbólicos cualquier aplicación es válida.

Bueno, con tanta herramienta, ¿cuál es mi forma de trabajar?

Actualmente, las notas las escribo en nvALT. Tengo todas las notas metidas en la misma carpeta porque la búsqueda de este programa es genial y además las etiquetas me permiten clasificar las notas. Esta carpeta es un enlace simbólico a la carpeta de iCloud de iA Writer. De esta forma, puedo consultar y editar las notas en la versión para iOS que tengo en el iPhone y en el iPad de esta aplicación. nvALT soporta sincronización con Simplenote por lo que sí activas esta opción podrás tener la sincronización con iPhone y iPad sin tener que comprar iA Writer. Si la carpeta donde nvALT va a buscar las notas está en Dropbox también... mejor que mejor.

Las entradas del blog y los readme de los proyectos también las solía escribir con nvALT cuando estaba en casa pero ahora estoy usando iA Writer. La experiencia de escribir es mucho mejor en iA Writer ya que da la sensación de que estas solo con tu teclado frente a una hoja en blanco pero nvALT tiene unos atajos de teclado mucho más útiles, creo yo, sobre todo para dar formato al texto.
Cuando termino de escribir los readme, copio el texto y lo pego en el fichero correspondiente. A partir de ahí, la edición la haré desde el editor o IDE que toque en función del proyecto: Sublime, Xcode o RubyMine.

Las entradas del blog las termino de editar en Sublime. El motivo es que Octopress tiene unas convenciones propias para imágenes o código fuente embebido que no me gusta como se previsualizan así que prefiero dejar esa edición para el momento previo a la publicación.

Y ya esta, llamadme enrevesado pero esta es la forma más cómoda que tengo de trabajar. ;-)

Image

Javi Moreno

Puede que no haya ido a donde quería ir, pero creo que he terminado donde tenía que estar.

Ir a la página principal